Categorías
Artículos

Auriculares de Conducción Ósea Aftershockz

Algunas veces hemos oído hablar de los auriculares de conducción ósea, los cuales permiten escuchar sonido de un dispositivo sin necesidad de aislarnos del exterior, ya que no tapan los oídos ni se introducen en ellos. En este artículo conoceremos de forma más profunda el funcionamiento de este tipo de auriculares por la experiencia tras unas semanas de uso.

Básicamente unos auriculares de conducción ósea se fundamentan en la transmisión del sonido a reproducir al oído interno a través de los huesos de la cabeza y no a través del conducto auditivo desde el exterior, tal como lo hacen unos auriculares convencionales. Esto representa una considerable ventaja que consiste en que no nos aislamos del exterior, escuchándose el sonido como si tuviéramos un tercer oído..

Modelo a describir y descripción física.

Los auriculares que hemos probado se corresponden al modelo Bluez 2 de la marca Aftershokz. Son unos auriculares inalámbricos con conexión bluetooth y micrófono incorporado, que permiten escuchar fuentes de sonido en estéreo, hacer y contestar llamadas de teléfono y controlar el dispositivo conectado por control remoto. Estos auriculares están formados por una especie de diadema flexible que en sus dos extremos están acodados en “L” con dos patillas que en su extremo interior presentan unos pequeños tacos de goma que en realidad son los elementos de vibración que producen el sonido. En ambos lados de la diadema se encuentran unas partes más gruesas que alojan los componentes internos. El aspecto es parecido a unas gafas, pero para su uso se colocan al revés. La diadema se coloca por detrás de la nuca y se pasa por encima de las orejas, quedando los extremos apoyados sobre los huesos de las mejillas, delante de las orejas, mediante los tacos de goma que transmiten el sonido a los huesos.

Comodidad y audición.

La primera sensación que transmite el uso de estos auriculares es que el sonido viene de un lugar indeterminado, sin interrumpir la audición externa. La experiencia más próxima es la de escuchar un potente sonido de fondo a cierta distancia, sin enmascarar los sonidos cercanos. La fidelidad de sonido no es elevada, pasando por unos auriculares de calidad mediana, con más presencia de medios, agudos no muy detallados y graves inexistentes. Sin embargo, este sonido es ideal para escuchar la voz humana, indicaciones de voz sintética o podcasts más que música. Los auriculares se sujetan bien, resistiendo bien los movimientos de la cabeza y están adecuados para aguantar el sudor y la humedad. Ejercen un poco de presión sobre la cabeza. Al principio la colocación puede ser engorrosa, pero pronto se coge soltura y las molestias son más bien subjetivas. En el caso de las mujeres puede molestar el pelo, que hay que sacar por detrás de los auriculares. Una apreciación que se puede hacer es que parecen pequeños, como hechos para una cabeza pequeña, pero su adaptabilidad está asegurada por su flexibilidad.

Accesorios y extras.

Estos auriculares vienen con un cable de carga dotado de conexión microUSB, una funda blanda de transporte, una banda flexible de ajuste y unas pegatinas reflectantes para su uso como señalización para corredores. La funda es de tejido grueso y se antoja poco protectora y la banda flexible es más adecuada para ajustar los auriculares a cabezas pequeñas como las de los niños.

Controles y comportamiento.

Los auriculares Bluez 2 presentan en la parte gruesa de la derecha un botón de encendido, el conector de carga y unos controles de volumen. En la patilla de la izquierda se encuentra un botón multifunción. Este botón controla la puesta en marcha de la reproducción, avance y retroceso de las pistas, activar Siri si está disponible y ajustar un ecualizador interno. Cuando se pone en marcha y se apagan los auriculares se oyen una secuencia de tonos ascendentes o descendentes. También se producen notificaciones de estado de batería, conexión y emparejamiento con una voz femenina en inglés. Los auriculares son fáciles de manejar, pero el alcance de Bluetooth no es elevado, llegando como mucho a 5 o 6 metros sin obstáculos.

Otras opciones.

Hay otras marcas que producen auriculares parecidos, tal como Panasonic, pero son más caros. Aftershokz produce tres modelos más, aparte de los probados. Dos auriculares con cable, uno solo para audición, y otro con micrófono y función manos libres. Además hay una primera generación con conexión Bluetooth, siendo el modelo probado de la segunda generación.

Conclusiones.

Si se buscan unos auriculares de alta fidelidad, estos son poco recomendables. Sin embargo son muy prácticos cuando es necesario controlar los sonidos que nos rodean, ya que no nos aíslan. Son ideales para su uso en la calle, por ejemplo combinados con un guiado mediante un GPS, ya que las indicaciones se oyen claras, tenemos control de todos los sonidos de nuestro alrededor y no se tapan las voces de otras personas,, no tienen cables que molesten y permiten contestar llamadas de teléfono. Se sujetan bien a la cabeza y no se mueven si se está practicando algún deporte. Se han probado con personas que usan audífonos y son compatibles sin generar interferencias, lo cual es muy interesante para estos usuarios. El precio, aproximadamente unos 100 euros, es más elevado que unos auriculares Bluetooth convencionales de similar calidad de sonido. Pero sus ventajas prácticas, como poder usar sin que interfieran la audición compensan la inversión realizada. En definitiva un producto muy polivalente, que resalta por su funcionamiento original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Grupo SucDePoma .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Grupo SucDePoma.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.